El precandidato a diputado nacional por el Frente Juntos por el Cambio, Pedro Puerta, se prepara para recibirse como líder local en las ligas mayores de los peronistas anti K. El senador y candidato a vice de Mauricio Macri, Miguel Pichetto, le prometió a Pedro que vendrá el jueves a bendecir su candidatura y su investidura de líder regional de la dirigencia juvenil del peronismo republicano.

 

POSADAS. El actual senador Miguel Pichetto, el compañero de fórmula que eligió Mauricio Macri para asegurarse la reelección en la Casa Rosada, llegará a Misiones el próximo jueves, para bendecir y respaldar la precandidatura a diputado nacional del joven abogado y empresario Pedro Ramón Puerta.

Pichetto logró apropiarse del mote de “peronismo republicano” con el objetivo de contener a los dirigentes del peronismo no kirchnerista que se quedaron huérfanos cuando se disolvió Alternativa Federal y que decidieron no sumarse al espacio de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey.

Junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el candidato a vicepresidente presentó el espacio bajo la lógica de trabajar por “la unidad nacional”. “Hay una visión del peronismo de todo el país, un peronismo del centro nacional con una mirada democrática y republicana para aportar a la resolución de los grandes problemas de la Argentina”, expresó su referente misionero, Pedro Puerta, cuando inauguró la unidad básica en pleno centro de Posadas, al presentar formalmente al “peronismo republicano” en Misiones, como una de las agrupaciones principales que sostienen su disputa interna con el Pro y la UCR, para lograr ser el candidato oficial del frente Juntos para el Cambio en octubre.

Pichetto, de acuerdo a lo que se anticipó, llegaría el jueves próximo a Posadas, donde ofrecerá una conferencia de prensa en uno de los salones del Hotel Urbano; luego se reuniría con directivos gremiales de la cámaras empresariales y de la producción misionera, para luego encabezar -con su referente misionero, Pedro Puerta- un acto con mística peronista en el club La Aventura, donde no faltará el tradicional choripán y la liturgia del histórico movimiento justicialista.

ESCUDEROS DEL PERONISMO REPUBLICANO

Pichetto, con el respaldo del Ministro Frigerio, lograron trazar un esquema de referentes y candidatos peronistas en cada uno de los distritos provinciales donde Cambiemos amplio su frente electoral con los peronistas no K.

Pichetto ha dicho sobre el kirchnerismo: “Argentina puede volver a su noche más oscura”. No es la primera vez que se habla de “peronismo republicano”, por más que algunos dirigentes de Cambiemos suelen ironizar al tildar a ese concepto como algo imposible. Ya Juan Schiaretti, al ser reelecto gobernador de Córdoba, planteó la necesidad de construir un peronismo republicano. Y más atrás en el tiempo, cada vez que un sector del PJ se alejaba del kirchnerismo planteaba esa misma muletilla. En 2009, por ejemplo, Felipe Solá (hoy de nuevo aliado al kirchnerismo) se juntaba con Carlos Reutemann y Francisco De Narváez, con quienes hablaban de construir “un verdadero peronismo republicano”. En esa lógica, Pichetto está intentado darle contención interna a diferentes espacios del peronismo que están jugando con el oficialismo. El intendente Germán Alfaro y el candidato a diputado Domingo Amaya en Tucumán, Marcelo Orrego y Roberto Basualdo en San Juan, Juan Carlos Romero en Salta, Pedro Puerta (hijo de Ramón) en Misiones, el intendente riojano Alberto Paredes Urquiza y el candidato a diputado Felipe Álvarez, son algunos nombres que hoy ya están bajo el ala pichettista y que competirán en las elecciones. En la mayoría de las provincias, además, hay dirigentes que no quedaron en la competencia por candidaturas pero están jugando en este nuevo paraguas “republicano”, como Carlos “Camau” Espínola en Corrientes, Adolfo Rodríguez Saá en San Luis o el propio Reutemann en Santa Fe.

FSV.