Llama la atención la gran cantidad de mujeres trabajando a la par de los hombres en la construcción, pegando ladrillos e incluso soldando. Se destaca la seguridad laboral usando cascos.
Según los cálculos la obra estará lista en 40 días si el tiempo acompaña. El nuevo salón de reuniones contara con una capacidad para 100 personas respetando todas la normas de seguridad con una platea antisísmica y un diseño moderno; destacaron desde la organización que la obra se sostiene con donaciones voluntarias.