En un acto de nutrida participación comunitaria, a pesar de las inclemencias del tiempo, el gobernador Hugo Passalacqua dejó inauguradas esta mañana la ampliación y refacción del edificio de la Escuela N° 781 «Paulo Freire» y las nuevas instalaciones del NENI N° 2077, en el barrio Villa Stemberg, de Oberá. Además se entregaron kits deportivos, elementos didácticos para el Nivel Inicial y Banderas de Mástil. Asimismo, se otorgaron tres subsidios: para la Federación de Colectividades; para la Fiesta Nacional del Té y para la Regional de Oberá de la UNaM, Facultad de Arte y Diseño y para la Facultad de Ingeniería.
Por otro lado se hizo entrega de subsidio por emergencia epidemiológica y sanitaria; Termonebulizadores, fumigadores, motoguadañas, desmalezadoras por un monto de 350 mil pesos. Además de los fondos destinados al pago de honorarios a los administradores de red de escuelas técnicas y agro-técnicas, por un monto total de 6.480.500 pesos. En esta primera cuota se hizo entrega de 2.945.500 pesos.
«Hoy se juntan muchas cosas, muchas cosas, ver una comunidad que brega por sus espacios educativos, tiene una ejemplaridad, vamos a citar mucho Freire, porque él hablaba mucho de la atmósfera educativa, del ambiente, del clima donde se educa y sin dudas las escuelas misioneras, las dos mil que tenemos en la provincia hoy están de fiesta», señaló el gobernador al inicio de su alocución.
«El año tiene 8 mil horas, 800 los chicos están en la escuela 7.200 están fuera de la escuela, esto quiere decir que los padres, los medios de comunicación con lo que dicen, con lo que proponen, tienen muchísima incidencia en la educación del chico. Por eso cuando hablamos de la educación hay que hablar del conjunto del comportamiento social que rodea al niño que se va a educar», insistió el mandatario haciendo hincapié en el rol de los docentes y de los padres, primordialmente, en la tarea de educar.
En otro tramo Passalacqua reiteró la diaria vocación de poner la gestión cercana a la gente y ratificó la prioridad que tiene la educación en la agenda de Gobierno: «No se puede gobernar desde un escritorio, ustedes no pueden dar clase desde la casa de ustedes, tienen que venir al aula para estar con los chicos, bueno es lo mismo hay que estar cerca de la gente, conocer sus esperanzas, sus desventuras, sus elogios, sus quejas, escucharlos en directo, en vivo, sentir lo que siente el pueblo obereño, el pueblo misionero», enfatizó.
«Se entregaron cheques simbólicos a escuelas técnicas y eso tiene que ver mucho con la educación que nosotros aspiramos como país y como provincia. Somos y seremos una comunidad productiva, hace 10 años esos cheques no existían, no existían. Ahora podemos empezar a armar nuestros talleres, desarrollar los proyectos que ustedes hacen, hay financiamiento, lo hemos luchado, me tocó a mí siendo ministro pelear duramente para que exista la ley de financiamiento de la educación técnica», dijo.
«El INET hoy es una herramienta fabulosa, era cascarón viejo hoy tiene vida, eso nos pone en un contexto donde la educación es formar personas para la vida, para el bien pero también formar personas para el trabajo, para la producción no están escindidos, están juntos, es la misma realidad. Decía Paulo Freire, lo repito siempre, se puede dar clases debajo de un arbolito, sí se puede. He dado clases debajo de un arbolito, se puede pero es mejor si esa clase se da en un aula digna», añadió.
«Yo tengo la fe pero la fe más profunda de que el futuro de Misiones, el futuro inmediato de Misiones, que ustedes saben que somos la provincia más joven del país, la edad promedio de la Argentina es de 30 años, a edad promedio de Misiones es de 20 años, estamos una generación por delante de la Argentina. Entonces para los misioneros educar y ocuparnos de nuestra «gurisada», niños, jóvenes es central porque si no tendremos una Misiones que no nos va a gustar», concluyó agradeciendo a los presentes.