El auto fue encontrado el garage de un viejo edificio industrial que está a punto de ser demolido.
De acuerdo con el periódico Augsberger Allgemein, el hombre, de 76 años, fue trasladado por la policía para reunirse finalmente con su auto. Pero fue reencuentro y despedida.
«El vehículo ya no puede conducirse y será enviado a un desarmadero», dijeron las autoridades.