A través del «Fondo Escolar para el Desarrollo de Actividades de Educación Artística», recursos provenientes del Ministerio de Educación de la Nación, se entregó un monto total de 424 mil pesos, en transferencias directas a las instituciones de Educación Especial que varían según la matrícula. La entrega de los recursos está a cargo de la Subsecretaría de Educación, a través de la Coordinación de Políticas Socioeducativas.

Mónica Esquetini, coordinadora de Educación Especial del Consejo General de Educación (CGE), valoró el aporte que llega a las escuelas especiales y señaló que «el proyecto socioeducativo, que tiene su mirada centrada en la enseñanza y la inclusión, es para la totalidad de escuelas y aulas satélites de la Educación Especial». Enumeró otros aportes que en los últimos años llegan para apuntalar la modalidad como son traslado para aquellos alumnos que se encuentran en zonas alejadas, recursos para la ejecución de Planes de Mejora Institucional, aportes para material deportivo para equipar el área de educación física y ahora el área artística. «Es un conjunto de líneas prioritarias de atención a los alumnos, es un dinero que viene para desarrollar los talleres artísticos con los alumnos, porque ellos son los beneficiarios directos de este programa», resaltó Esquetini.

En los últimos años, la atención del gobierno provincial a la Educación Especial a través de construcción de edificios nuevos e incorporación de docentes, generó que la matrícula pasara de 1.632 alumnos en el año 2007 a 4.362 en el 2014.

Con respecto a la entrega de los recursos para educación artística, el coordinador de Políticas Socioeducativas del Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología, Roberto Casa Martín, afirmó que «los docentes anhelaban contar con estos fondos para mejorar los talleres».

Aclaró que, si bien se completó la entrega a la modalidad especial, se trabaja con escuelas de otras modalidades para la compra correcta de los materiales y asesorando en la rendición.

Los aportes pueden ser utilizados para la adquisición de equipamiento y materiales, que se consumen con su uso, que permitan conformar un set básico para la enseñanza de los diferentes lenguajes artísticos (música, teatro, danza, artes visuales, etc.). Ejemplo de los elementos que se pueden comprar son: equipo de sonido, cámara fotográfica, pinceles, espátulas, luces, vestuario, maquillaje, lápices, marcadores, arcilla, etc.

Los distintos lenguajes artísticos que se desarrollan en las escuelas contribuyen a ampliar las posibilidades cognitivas, expresivas y sociales de los niños y jóvenes, a la vez que promueven su autoestima, capacidad creativa e imaginativa. De este modo, el Fondo diseñado por la Dirección Nacional de Políticas Socioeducativas busca fortalecer y potenciar las actividades artísticas.