Para asegurar la óptima conservación del azúcar, el envase contara con los materiales que protejan y sean también resistentes en el tiempo. Teniendo en cuenta el alto nivel de venta que tiene este tipo de producto.
Los sobres de azúcar para el café o la leche que nos los ofrecen cortésmente al pedir un café en bares o servicios de restaurantes tiene un costo, esta dulce cortesía, no es en ningún modo gratuita, ni para el comercial, ni para el consumidor, los costos del envasado y del contenido de azúcar los acaba pagando el consumidor en su consumición.

El administrador de la planta, Juan Pereira, explicó que se está buscando mayor rentabilidad para competir en el mercado, «sabemos que la manufactura de alimentos, en particular el envasado del azúcar y presentaciones en paquetes novedosos mejora la rentabilidad, en nuestro caso con este empaquetado aumentaremos el precio del kg de azúcar casi casi 6 veces más» dijo el administrador

Pereira recordó que anteriormente, la fábrica estuvo en un período muy crítico donde se repensó si era conveniente o no inyectar dinero para su puesta en marcha. Hoy expreso que el ingenio tiene una capacidad de molienda de 65 mil toneladas y aseguró que el año que viene, además del nuevo empaquetado se vienen más inversiones para la cuenca cañera.

Para finalizar Pereyra comentó que avanzara en subproductos como alcohol, ron, aumentar el trabajo de destilería con el bioetanol, entre otros productos Para todo era necesaria la inversión que ya hemos hecho y que hoy permiten el pleno funcionamiento del Ingenio».