En un matorral con residuos varios, cercano al acceso a Santo Tomé, la Policía encontró el cuerpo sin vida de Claudia Lima, la nena de 10 años que era buscada desde el martes pasado, cuando desapareció de su casa ubicada en el barrio Cáritas de la mencionada localidad.

De acuerdo a la pesquisa, la niña dejó a su pequeña hermana en su casa y regresó a la iglesia nuevamente. Según los dichos de un vecino, la iglesia a la cual hace referencia la familia queda a nada más que 100 metros de la vivienda de la niña desaparecida.

La Policía ahora investiga un dato aportado por testigos, quienes aseguran que la menor subió a una camioneta de color claro.

Sus familiares la buscaban intensamente desde el pasado martes 5 de abril y pidieron ayuda a la comunidad para conocer sobre el paradero de la menor. Tanto la Policía como toda la comunidad se movilizaron para dar con la pequeña Claudia, hasta hoy, cuando personal policial confirmó el hallazgo del cuerpo de la menor en un matorral con basura cerca del acceso a Santo Tomé.

diarionorte