Este impacto turístico, implicó en la economía provincial una inyección de capitales superior a los 237,4 millones de pesos, solo durante el primer mes del 2016.

Las cifras se proyectan alentadoramente durante el mes de febrero, teniendo en cuenta que las reservas de plazas hoteleras ya giran en torno al 40% para la primera quincena, con tendencia seguir creciendo durante el fin de semana largo de carnavales.