Issler contó que el paro fue detonado por las bases por deudas pendientes y pagos no cobrados en término. «Hay un acta firmada en el Ministerio de Trabajo donde la anterior gestión «“ Sergio Ferreyra «“ de pago en tiempo y forma. Incumplieron y por eso hay descontento. Le pedimos al secretario general del sindicato que nos apoyen porque es un reclamo genuino de las bases.
El delegado contó que Julio «Cachilo» Rodríguez, habló con ellos y tras apoyar la medida de fuerza, aseguró que esa deuda importantísima «no fue generada por el trabajador y que fue la mala administración que llevó a la empresa a un déficit y genera esta situación crítica».
Según dijo el hombre la protesta es para demostrar el descontento a la sociedad y al gobierno provincial. «Hubo un plenario de delegados para analizar la continuidad de la medida de fuerza. Creemos que el Gobierno debe tomar la mano en esta decisión y empezar a poner gente que se comprometa con el servicio, con la empresa de todos los misioneros y sacar del desahogo financiero que caímos».
Aseguró que se prestarán los servicios mínimos hasta tanto se reciba alguna respuesta. Además negó que haya información oficial sobre una supuesta ola de despidos que afectaría a EMSA y adelantó que de ser cierta, se activarán los mecanismos de defensa de los trabajadores a través del Sindicato de Luz y Fuerza.